Los cuadernos de… David de las Heras

David de las Heras es el protagonista de esta nueva entrega sobre los «Cuadernos» de los ilustradores. Enseguida conoceremos qué uso hace David de esos conjuntos de páginas vacías que piden a gritos ser llenados… Antes, algunas pinceladas sobre él, tal y como podemos leer en su página web.

«Es un artista plástico e ilustrador afincado en Barcelona. Realizó sus estudios artísticos en la Universidad del Pais Vasco especializándose en la rama de pintura. Trabajó durante varios años en su estudio de Bilbao, de donde salieron varias exposiciones individuales y colectivas; su trabajo como pintor ha sido expuesto en diferentes países como Portugal y Alemania.  Ha expuesto también en ciudades como Barcelona, San Sebastian, Bilbao, Vitoria, y en La Casa Encendida en Madrid. Queriendo aunar diferentes expresiones artísticas, decidió cursar los estudios de ilustración en la Escola Massana en Barcelona; de esta manera encontró más vías expresivas y gráficas de comunicación. Actualmente realiza su trabajo de ilustrador y pintor en el estudio Domingo en Barcelona».

¿Con cuantos cuadernos sueles trabajar a la vez? «Va dependiendo del proyecto. En una ocasión concebí una especie de «Libro de anatomía humana emocional» y trabajé una docena de cuadernos a la vez. Uno por cada parte del cuerpo que iba a tratar. Pero normalmente con un cuaderno por proyecto me arreglo».

¿Los usas mucho? ¿Siempre llevas alguno encima? «Dependiendo del proyecto en el que esté trabajando los utilizo más o menos. Pero siempre intento llevar alguno encima».

¿Tienes alguno que sea tu favorito? Ese que sacas en ocasiones especiales… «Pues la verdad es que no. Tengo muchos que están sin terminar y los voy recuperando».

¿Con qué tipo de cuadernos trabajas? ¿El tamaño importa? «Me gusta comprar cuadernos medianos, aquellos que me pueda llevar conmigo en la mochila. Aproximadamente del tamaño de un DIN-A4. Me gusta también que los cuadernos tengan un papel de gramaje alto y así poder utilizar diferentes técnicas».

¿Con qué técnica sueles trabajar en los cuadernos? «Depende un poco de los bocetos que esté realizando. Las técnicas que normalmente utilizo son lápiz y tinta china».

¿Los utilizas siempre antes de abordar algún proyecto? «Intento que sí. Sobre todo si el proyecto es bastante grande. Si tengo que diseñar personajes, entornos escenas… El cuaderno es un buen soporte para ir soltando todas las ideas».

¿Cuantos de los personajes de tus libros salieron de un cuaderno? «Alguno de ellos. En el proyecto que estoy trabajando ahora mismo hay 15 personajes diferentes, y empezar a dibujarlos en un cuaderno pudiendo equivocarte, añadir, fallar… Ayuda a que finalmente encuentres el diseño que más se acerca a lo que estás buscando».

¿Con cuánta frecuencia dibujas en ellos? «Me gustaría que fuese más de lo que es. Pero intento llevarme siempre uno conmigo a todas partes».

¿Cuál es el lugar más extraño en el que sacaste el cuaderno y te pusiste a dibujar? «Más extraño o más idílico… Así ampliamos posibilidades (risas). Hace un par de años hice un viaje caminando por la Costa Brava. Viajaba solo y en invierno; las playas estaban desiertas y, además de caminar como terapia, me llevé conmigo un cuaderno y lo sacaba en esas playas. El dibujar esos lugares me llevaba a desconectar de los problemas y a concentrarme en ese momento y lo que veía en él».